Stryker lleva equipos médicos a regiones necesitadas mediante la asociación con Project CURE

21-Apr-2023

En los países con pocos recursos de todo el mundo, los profesionales de la salud y los cuidadores se enfrentan a diario a la escasez de equipos y suministros que provocan retrasos en la atención a los pacientes.1 Faltan necesidades cotidianas como los EPI y equipos quirúrgicos, lo que obliga a los equipos de atención a tomar decisiones críticas que gran parte del mundo desarrollado solo puede comparar con lo vivido durante el punto álgido de la pandemia. 

Ese es el motivo por el que Stryker está reforzando su asociación con Project CURE: para ayudar a llevar equipos y suministros médicos a países con pocos recursos de todo el mundo. 

Project CURE es el mayor distribuidor del mundo de equipos y suministros médicos donados a comunidades con recursos limitados e influye en la vida de pacientes, familias y niños de más de 135 países. Cada semana, en promedio, Project CURE entrega entre tres y cinco contenedores del tamaño de un camión repletos de equipos y suministros médicos a hospitales y clínicas locales que los necesitan desesperadamente.

Desde 2010, Stryker y Project CURE han trabajado codo con codo, una relación que ahora se lleva al siguiente nivel como socios exclusivos. «Empezamos con Stryker en la división de herramientas ortopédicas, recibiendo taladros, sierras y otros artículos esenciales para los procedimientos quirúrgicos. Esa relación original continúa y ha crecido hasta incluir camas, equipos de esterilización, camillas, suministros y otros artículos», afirma Douglas Jackson, director general de Project CURE. «En el futuro, seguiremos ampliando nuestra asociación a otras líneas de productos y divisiones». Stryker ha elevado hace poco a Project CURE a la categoría de «socio exclusivo», lo que supondrá donaciones monetarias para respaldar sus esfuerzos, además de donaciones continuas de productos suministrados.

Los empleados de Stryker se ofrecen como voluntarios en Project CURE.

Los empleados de Stryker sienten pasión por el voluntariado. Un grupo de empleados está trabajando de forma conjunta para recopilar envíos de suministros médicos para un próximo viaje del Project CURE. 

De las 313 millones de intervenciones quirúrgicas que se realizan cada año en todo el mundo, solo el 6 % tienen lugar en países con pocos recursos.1 

Esto no se debe a que la necesidad sea menor. «Simplemente no tienen las herramientas», comenta Janet Thompson, directora de adquisiciones nacionales de Project CURE. En Estados Unidos, presentarse en el hospital y que te tiendan sobre una lona parece inhumano, pero en muchos países simplemente no tienen mejores opciones, por lo que el impacto de una sola cama de Stryker se sale de lo normal. «Las herramientas no están ahí, pero el talento sí», dice Janet. «Hay cirujanos y profesionales de la salud que solo necesitan estas herramientas para cuidar de sus comunidades». Esto es lo que impulsa la relación entre Stryker y Project CURE. «Y no es que solo sea mejor para el paciente», añade Douglas. «A un enfermero le acabas de cambiar el mundo entero. No tienes a una enfermera de 50 kilos moviendo a un hombre de 110 kilos. Es un día miserable para alguien que trabaja un turno de 10 horas. Ese equipo revoluciona la atención médica, no solo para el paciente, sino también para el sanitario».

2022 fue un año extraordinario para Stryker y Project CURE.

Juntos, hemos colaborado en un número récord de envíos de productos en una amplia gama de especialidades de Stryker. Cada uno de los 188 cargamentos de Project CURE se vio influido de alguna manera por Stryker, que prestó servicio en 38 países y salvó innumerables vidas. «Cada envío que sale incluye suministros de Stryker», dice Janet.

Con el trágico comienzo de la guerra en Ucrania, Stryker y Project CURE proporcionaron camas y camillas de emergencia a los lugares donde más se necesitaban, como el principal hospital infantil de la ciudad de Kiev. Se entregaron suministros e implantes neurovasculares a hospitales donde cirujanos capacitados esperaban por ellos. Los cirujanos traumatólogos y las instalaciones de las zonas más castigadas de Ucrania recibieron taladros quirúrgicos para procedimientos ortopédicos y neurológicos.

Stryker selecciona socios exclusivos que ayudan a mejorar el acceso a la atención y a la tecnología médica en todo el mundo. En este momento, estamos colaborando para suministrar productos allí donde se necesitan, incluidas las oportunidades de apoyar a los supervivientes de los terremotos de Turquía y la región circundante.

En Ucrania se estaba llevando a cabo una labor heroica, pero eso no significaba que las necesidades de atención médica en otros países se ralentizaran.

«Yo estuve en Guantánamo, Cuba. Hay 500 000 mujeres viviendo en ese distrito», comenta Douglas. Tenían una máquina para mamografías y se rompió». Douglas preguntó a los médicos qué pasaba si entraba una mujer. «Si sospechamos que se trata de un cáncer de mama, realizamos una mastectomía radical de las dos mamas», comentaron los médicos. «Y si necesitan más tratamiento, las enviamos a La Habana». De todas las mujeres que los médicos habían enviado a La Habana, ninguna volvió. 

Esta es una de las innumerables historias que motiva a Stryker y Project CURE a seguir trabajando juntos solucionando retos y satisfaciendo necesidades monumentales.

«Vamos a hacer que esto suceda», dice Douglas. «Stryker y Project CURE forman una gran asociación porque compartimos una determinación similar. Se trata de salvar y cambiar vidas. Y eso no es para nada posible sin socios como Stryker».

Últimas noticias